lunes, 5 de diciembre de 2005

verdades amargas

me dicen mi amigos que debo ser masoca porque prefiero saber las cosas, aunque en principio hagan daño, a que se las callen precismente por miedo a hacerme daño. pero es que eso me hace más daño a la larga. de esta manera, sin embargo, puede que duela en el momento de saberlo, pero como a mí se me pasan estas cosas más o menos enseguida, luego resulta más relajado para todos: ni ellos tienen comportamientos extraños tratando de ocultarlo, ni yo estoy con la mosca detrás de la oreja.

además puede ser terapéutico. esto lo descubrí cuando estaba en bélgica: había una chica que me gustaba pero yo a ella no (para variar) y, sin ser consciente de ello, me puse un poco agobiante (por cierto, de esto me ha dado mucha mucha mucha mucha mucha rabia haber repetido un comportamiento más o menos parecido y no haberme dado cuenta de ello en su momento, pero esa historia, aparte de tener sólo ese punto en común, no toca hoy :-P). ella se lió con un belga que salía en el grupo (luego se desveló que empezó a salir con nosotros porque andaba detrás de ella, aunque luego nos cayéramos bien y hubiera más motivos para juntarse con nosotros :-P) y estuvieron un par de días extraños porque no sabían si decírmelo o no, y yo con la mosca. como al final se iba a saber pensaron que mejor me lo decían ellos y así fue. en el momento lo pasé un poco mal, pero lo acepté enseguida y eso ayudó a que se me pasara la tontería, a que estuviera más receptivo a dejarme ayudar también por otra :-P y a que mi comportamiento volviera a ser más normal (es decir: no agobiante, que no es lo mismo que pasar olímpicamente de ella, porque quienes me conocen saben que si tengo cariño por alguien me preocupo por esa persona, quizás a veces demasiado, sin que eso signifique que quiero nada con ella.... espero..... por el bien de, por ejemplo, Pepe :-P). ahora siguen viviendo en bélgica y me llevan repitiendo no se cuanto tiempo que con mi primer sueldo me vaya unos días para allá. a ver si cae de una vez el sueldo ese.

también, los que me conocen saben que si yo tengo aprecio por alguien, ya me puede decir lo más amargo, desagradable, doloroso, etc... que es muy difícil que se resienta la amistad (a lo mejor se produce un distanciamiento, aunque en el caso concreto en que ha pasado esto debe más a que el distanciamiento es físico porque está trabajando en otra ciudad), sino más bien todo lo contrario porque lo veo como un signo de confianza, y de ahí que siga manteniendo contacto con la chica del relato, o que siga considerando de mis mejores amigas a otra que a veces me lee por aquí ;-) :-*

(yo creo que es el nublado, que me ha hecho levantarme ñoño y con ganas de escribir)


epitafio:
- ¿qué planes tienes para mañana?
- resurgir de mis cenizas

1 comentario:

VeNGaDoR dijo...

Joer Ale creo q somos casi iwales en estos temas :S