sábado, 10 de julio de 2010

¿austeridad?

está de moda la palabra austeridad, no hacemos más que oirla por todos lados con la excusa de que si son tiempos difíciles, que si época de recortes, que si contención fiscal... la última ha sido el festival de rock del zaidín, que este año iba a cumplir su 30º aniversario, y que ya no podrá ser porque el ayuntamiento ha reducido la dotación de 37000 euros a unos miserables 12000, lo que ha obligado a suspenderlo (por otro lado, el festival es algo que éste nuestro alcalde pepe torres ya llevaba 7 años intentando eliminar). el mismo ayuntamiento que ha aprobado una partida de 70000 euros para la «gratificación al personal integrante de la gerencia del ferial», es decir, en su mayoría altos cargos del ayuntamiento necesitados, sin duda, de esa bonificación.

¿pero sirve realmente para algo la política de austeridad? el premio nobel de economía de 2008, Paul Krugman, tiene claro que no y así lo refleja en varias entradas de su blog, donde compara que la situación de Irlanda (que adoptó estas políticas casi al principio de la crisis) es peor que la de España, a pesar de que ésta última está empezando ahora con la dichosa austeridad. en una columna aparecida recientemente en el new york times hace un buen resumen de su punto de vista. pero claro, Krugman está recibiendo todos los ataques habidos y por haber de los dinosaurios de la economía y la política por ser un keynesiano defensor de la inversión pública y la regulación del mercado... a pesar de llevar razón.

mientras tanto, aquí seguimos alienados con el hipnopulpo, no vaya a ser que nos enteremos de que están desmantelando el estado del bienestar en nuestras narices.

2 comentarios:

Kiraya dijo...

Personalmente, me afecta poco adaptarme al modelo famoso: nunca me he podido permitir más que el régimen de austeridad cuando las cosas van bien, y el de abstinencia cuando fueron realmente mal -en tal extremo, menos experiencia, pero hayla-.

Es jodida la abstiencia, y cuando afecta al plato, ¡más aún!

Sin embargo, como unidad integrante del conjunto social...

¡Más debiéramos haber como la tía Pilar!

Dejó de asistir a una cena de compañeros por principios (y porque el humo de los cigarros le molesta sobremanera): no podía entender que se destinase X dinero público a servir 3 ó 4 abundantes platos para cada uno de aquellos funcionarios, y llenar las copas de vino una u otra vez... mientras a otros muchos (funcionarios o no) se les pide que vigilen su consumo, mientras otros no pocos saturan las cocinas económicas, mientras nos quejamos de "la crisis", mientras algunos hijos tienen que escribir pequeñito porque hay padres que no pueden comprar otra libreta...

La tía Pilar no podía anular la cena o cambiarla por una reunión campestre en la que cada cual se trae de casa su tortilla... pero sí que podía no participar de ello, y por tanto, no asistió.

¿Cuándo tomarán ejemplo los peces gordos?

La tía Pili no hizo ruido, solamente se saltó una cena de colegas. Así que nadie la crucifica, nadie la esconde detrás de algún fenómeno "compre" (¡qué ironía! ...en plena "crisis") o "mire hacia otro lado". La tía Pili no suena en ningún sitio, ¡ni siquiera en la sombra! Pero la tía Pili es un ejemplo.

Y P. Krugman deja su huella por más que intenten borrarlo del mundo o desacreditarlo. Desde luego, hace más ruido del que hizo la tía Pili.

alonso dijo...

Hola

Vi tu blog dondehabitaelolvido.blogspot.com y me gustaria promocionarte en www.calificamos.com el cual es un blog y revista online que destaca los mejores blogs en todo el Mundo Hispano.
Al incluirte en www.calificamos.com tu blog sera mas conocido y recibira mas visitas.

Te pediria por favor me envies una breve descripcion de tu sitio para publicarte en mi portada.
En caso no te interese, disculpa por la molestía. :)

Exitos con tu página

Alonso
www.calificamos.com
www.caidodelcielo.com
alonso.enlaces@gmail.com