domingo, 3 de agosto de 2008

el amarillo

amarillo es el color que tienen aquí los contenedores de envases de plástico y metal y, casualmente, el del cubo que tenemos en casa para separar estos desechos.

resulta increible la cantidad de basura de este tipo que producimos en comparación con la orgánica, el papel o el vidrio, y yo me pregunto si realmente es necesario que todo venga envuelto en plástico, que todo sea de usar y tirar...

cada vez veo más que hemos perdido la conciencia de la reutilización que tenían nuestros abuelos y que eso de reparar algo que se rompe está mal visto: hay que tirarlo y comprar uno nuevo.

ay... vamos para atrás.

1 comentario:

Larsis von Laris dijo...

Cierto, se llena mucho más rápido el cubo de los plásticos que el de la basura orgánica. Y como la comida cada vez trae menos cáscaras orgánicas y más cáscaras de plástico la cosa va a peor.

Vuelta al Neolítico ya! Pero con Wii y DS que ya no hay mamuts para entretenerse.