domingo, 24 de diciembre de 2006

felices fiestas

un año más, y ya van unos 4500 por lo menos, una gran parte de la humanidad celebra el nacimiento de un hijo del dios creador, rey del pueblo que morirá asesinado por sus semejantes y resucitará para convertirse en el rey del mundo de los muertos (a veces llamado cielo)

no, no es que con la fiebre se me haya ido la olla con los números. en la tradición cristiana (y de todas las religiones) de absorber los ritos de otros cultos con el fin de competir con la religión local y hacer más fácil la asimilación de los pueblos, allá por el siglo IV (cuando los cristianos celebraban el nacimiento de jesús el 6 de enero) se hicieron con los seguidores del mitraísmo cuando éste fue prohibido en el imperio romano. el Mitra romano era un dios cuyo nacimiento se celebraba el 25 de diciembre (oh) coincidiendo, más o menos, con el solsticio de invierno. venía a ser como el renacer del sol después del invierno y la celebración estaba tan arraigada que eliminarla no hubiera sido aceptado por el pueblo. además, el culto a mitra tenía un extraño ritual consistente en comer un pan que representaba el cuerpo del dios y beber un vino que era su sangre (oh). y el sacrificio de mitra es por la salvación del ser humano (oh).

sin embargo, aunque hay autores que no se ponen de acuerdo en cómo fue el intercambio entre estas dos religiones, pues las referencias al mitraismo antes de entrar en el imperio romano alrededor del año 60 son escasas, estos elementos ya estaban presentes en el culto a dioniso-baco (y en el de deméter-ceres) y es posible que ambas los tomasen de ahí. además del lado mas conocido como dios del vino, baco fue el dios que trajo la civilización y uno de sus aspectos es el del dios que muere por la salvación de la humanidad y es donde aparece la eucaristía de nuevo. hay infinidad de variaciones locales en la historia de baco, debidas a que los griegos primero y los romanos después también la adaptaban al lugar conforme iban conquistando territorios.

lo que sí sabemos con certeza es que, al igual que los romanos tomaron su mitología de la griega, los griegos hicieron lo propio con la egipcia y dioniso no es más que la adaptación griega de Osiris.

por ser este último el origen conocido de todo esto me voy a detener un poco más y, aunque la mitología fuera cambiando con el tiempo, por ejemplo asociando unos dioses a otros hasta ser el mismo y otras historias en las que ya llevo perdido varios días, la esencia del mito de Osiris sigue siendo la misma.

Osiris era uno de los 5 hijos de la diosa creadora Nut (que los griegos adoptaron como Rea y los frigios asocian a Cibeles. dependiendo de la cosmogonía a revisar era hija o nieta de Ra dios de la luz, pero cuando los griegos asocian Ra a Zeus es éste hijo de Rea y nieto de Gea ¿entendéis que lleve varios días buceando en esto?), que se convirtió en rey de Egipto y llevó al pueblo la civilización, la paz, las leyes, el respeto a los dioses, la música y la alegría. Comido por la envidia, su hermano Seth lo mató y lo descuartizó, pero su hermana-esposa (el incesto era habitual entonces) Isis buscó los trozos, lo recompuso y lo resucitó con sus poderes (o con la ayuda de algún otro de los dioses creadores, ahora da igual) para concebir a Horus (que vengaría la muerte de su padre). después de esto, Osiris bajó al reino de los muertos para allí reinar sobre los que habían sido buenos en vida. en la tierra se recordaba a Osiris con un ritual en el que se comía un pan que representaba cada uno de los trozos en los que fue dividido su cuerpo y bebiendo cerveza que representaba su sangre en lo que seguramente es también el origen de la eucaristía cristiana (los griegos posteriormente cambiaron la cerveza por vino). las evidencias más antiguas de estos ritos son del 2500 adC, de donde vienen mis 4500 años.

así pues, lo que celebramos en el fondo es el nacimiento de osiris y en semana santa su muerte y resurrección (por lo menos mientras no se descubra algo anterior).

ahí queda eso :P

1 comentario:

Herr Spock dijo...

Jolín, qué interesante, si al final va a resultar que estaba ya todo inventado, a saber de dónde copiaron los egipcios lo suyo.